El circuito de Sachsenring ha dado la bienvenida a Álex Rins con un duro día en el que ha tenido que luchar para encontrar una buena puesta a punto. La pista seca durante el primer entrenamiento le ha permitido reencontrarse con su MotoGP para empezar a trabajar en su configuración y para mejorar consistentemente sus tiempos. Por la tarde, con fuerte lluvia, ha tenido la oportunidad de seguir trabajando en sus pilotaje sobre mojado, una importante parte de su proceso de aprendizaje.

Álex Rins

“Ha sido complicado llegar aquí y rodar primero con la pista seca y después sobre mojado. De todas maneras, he disfrutado con las vibraciones positivas que he tenido esta mañana con la puesta a punto para seco. Me he sentido bien sobre la moto y hemos podido mejorar un poco las sensaciones y empezar a hacer algunas modificaciones. Si hubiese tenido más tiempo con el asfalto seco, probablemente habría bajado mi tiempo, porque ya teníamos un par de ideas que podrían ayudarnos. También ha sido bueno probar la moto en condiciones de lluvia, por si la carrera es sobre mojado. De momento estoy bastante satisfecho. Esperemos que mañana el tiempo sea más estable”