El piloto del Suzuki Ecstar termina el año con el mejor resultado desde que está en MotoGP tras una gran remontada en Valencia. 

Álex Rins ha puesto punto y final a su primera temporada en la categoría reina hoy en el Circuit Ricardo Tormo, y lo ha hecho con un gran sabor de boca. Tras arrancar en décima posición, el piloto del Suzuki Ecstar ha perdido varios puestos en el primer giro debido a un problema en la arrancada, y ha cerrado la primera vuelta en la 13ª plaza.

A partir de ahí, poco a poco, el piloto más joven de la parrilla ha ido demostrando el buen ritmo que había tenido en los entrenamientos y ha ido superando a rivales, hasta llegar al sexto lugar a falta de seis vueltas. En ese momento, Rins se ha visto envuelto en una bonita pelea con Valentino Rossi, al que ha podido dejar atrás finalmente. Las caídas en las primeras posiciones han permitido a Rins lograr el mejor resultado del año, cruzando la línea de meta en la cuarta posición.

Así, el piloto del Suzuki Ecstar concluye la temporada de debut en MotoGP en 16ª posición con 59 puntos en su casillero. El próximo martes, Rins empezará la pretemporada 2018, con dos jornadas de entrenamiento en el mismo Circuit Ricardo Tormo.

Álex Rins

“En general ha sido un buen fin de semana. Hemos ido mejorando en cada sesión y nos clasificamos directamente para la Q2. En el entrenamiento oficial esperaba obtener una mejor posición, pero al fin y al cabo fue bien. Hemos tenido un buen ritmo en el warm-up y estaba convencido que podíamos hacer una buena carrera. Al principio he cometido un error y he perdido posiciones, con lo que he tenido que empujar desde la primera vuelta para recuperarme. Creo que es una buena manera de terminar la temporada. Ahora estoy pensando en los entrenamientos del martes para empezar a trabajar para el próximo año”.