El piloto del Suzuki Ecstar finaliza en 22ª posición el primer día de acción del Gran Premio de Austria.

El Mundial de MotoGP ha aterrizado en Austria, donde se encuentra uno de los circuitos más técnicos del calendario, y lo ha hecho con una jornada marcada por la inestabilidad meteorológica en la que Álex Rins ha sido 22º.

En el primer entrenamiento, en el que Rins ha terminado en 23ª posición, ha servido para que Álex se aclimatara a un circuito complicado en la que ha sido su primera experiencia con una MotoGP. Por la tarde la lluvia ha limitado el tiempo en pista del piloto del Suzuki Ecstar, puesto que hasta mitad de la sesión la pista no se ha secado totalmente. En este entrenamiento, Álex Rins ha logrado dar un buen paso adelante, rebajando en seis décimas el tiempo que había logrado en la sesión matinal y terminando en 22ª posición con un mejor tiempo de 1:25.452.

Mañana Álex Rins buscará repetir la buena actuación de la semana pasada en el FP3, donde se quedó a un paso de entrar por primera vez a una Q2.

 

Álex Rins

“Esta es una pista muy distintiva en comparación con otras. Pienso que podemos mejorar mucho en diferentes áreas del circuito. Especialmente tenemos mucho margen de mejora en la frenada, donde estamos perdiendo mucho tiempo por vuelta. En cualquier caso, es sólo mi primer día aquí y estoy tratando de encontrar la forma de conseguir tener el mejor rendimiento. Estamos trabajando muy duro y creo que mañana podremos dar un paso adelante”.