El piloto del Suzuki Ecstar ha sido 23º en una jornada marcada por el trabajo en la puesta a punto de su GSX-RR.

Álex Rins ha iniciado el Gran Premio de San Marino con el objetivo de seguir acumulando experiencia en la categoría. Tanto por la mañana como por la tarde, el trabajo en el box del piloto más joven de la parrilla se ha centrado en la puesta a punto de la moto.

En el primer libre, que se ha disputado en condiciones mixtas debido a la lluvia caída sobre el Misano World Circuit Marco Simoncelli durante la noche, el piloto del Suzuki Ecstar ha logrado terminar en la 17ª posición, marcando un 1:35.415.

Por la tarde, y ya con la pista en mejores condiciones, Álex Rins ha seguido dando pasos adelante en su adaptación al circuito. En el tramo final del entrenamiento, Rins ha mejorado en 3 décimas su registro, parando el crono en 1:35.052, aunque una caída ha lastrado su confianza y no le ha permitido mejorar más su tiempo.

De cara a la jornada de mañana, el piloto del Suzuki Ecstar espera seguir dando pasos adelante y mejorar sus sensaciones sobre el trazado sanmarinense con el objetivo de acceder por primera vez a la Q2 en su temporada de debut en la categoría.

Álex Rins

“El resultado de hoy no es demasiado satisfactorio en términos de rendimiento, pero no estoy muy preocupado. Principalmente se trata de un problema de adaptación al circuito, puesto que es distinto a los que hemos corrido. Es más estrecho e intenso, con lo cual me está llevando más tiempo adaptar mi pilotaje. Por la mañana, la posición no estuvo mal, por la tarde tuve un par de leves caídas que lastraron mi confianza para apretar. Nada serio, no me lesioné. Sólo perdí el control de la parte delantera, que es en lo que estamos trabajando. No tengo las mejores sensaciones con el tren delantero, con lo que es difícil empujar hasta el límite”.