El piloto del equipo Suzuki Ecstar partirá mañana desde la 23ª posición tras una sesión cronometrada con un asfalto húmedo tras la lluvia caída hoy.

La segunda jornada del GP de la República Argentina no ha sido el mejor escenario para el estado físico de Álex Rins. El joven piloto, que se fracturó el astrágalo la semana pasada, ha acusado las molestias de esa lesión en la Q1, que se ha disputado con el asfalto húmedo, ni seco ni mojado. Unas condiciones en las que no había rodado antes con una MotoGP.

Con la pista en esas complicadas circunstancias, Álex Rins ha continuado trabajando en la puesta a punto de su Suzuki GSX-RR durante el FP4. En la decisiva sesión cronometrada, las molestias han afectado su actuación y han complicado conseguir buenas sensaciones en esta tanda. Aún así, ha marcado un crono de 1:52.340, que le coloca en la última línea de la parrilla de salida.

Álex Rins

“Hoy, debido a mi condición física y la meteorología hemos tenido una Q1 complicada. En la FP4 me he sentido bien y me lo he tomado con calma, para conseguir confianza con la moto en condiciones de mojado, algo que nunca antes habíamos experimentado. Pero en la Q1 no me he sentido muy cómodo con la moto. No he podido mejorar mis tiempos de la sesión previa. Me costaba en las aceleraciones y además mi condición física tampoco me ayudaba. Mañana aprovecharemos para seguir aprendiendo en la carrera, porque es en esos momentos donde más experiencia podemos ganar en esta categoría”