Álex Rins consigue una meritoria octava posición rodando con la pista completamente mojada en la primera jornada del GP de Malasia.

El tiempo ha vuelto a ser el protagonista en el Circuito de Sepang. La lluvia de la mañana ha dejado la pista un poco resbaladiza para el FP1 y, por la tarde, un nuevo aguacero ha hecho que las condiciones fueran claramente de mojado, facilitando el trabajo a los pilotos. En estas condiciones, Álex se ha mostrado muy consistente, logrando la octava posición en el FP2.

Si por la mañana, Rins no se ha encontrado del todo cómodo sobre su moto, acabando 22º, por la tarde, el piloto más joven de la parrilla ha recuperado las buenas sensaciones sobre su GSX-RR. Ha logrado mantenerse en el Top 10 durante casi toda la sesión exhibiendo un ritmo impresionante. Su mejor vuelta, 2:13.416, le ha colocado octavo.

Álex Rins

“El  primer día en Sepang ha sido un poco extraño y con condiciones difíciles. Por la mañana, durante el FP1, la pista estaba medio mojada medio seca, así que era difícil rodar a un buen ritmo. Me ha costado un poco conseguir feeling con la moto y no he podido pilotar como me hubiese gustado. Por la tarde hemos tenido condiciones de mojado completamente y la situación ha cambiado. Me he sentido mucho mejor con agua y hemos podido dar un paso adelante”.