Tras el parón veraniego, el Mundial de MotoGP retoma el pulso de la competición con un Gran Premio de la República Checa marcado por la pérdida de Ángel Nieto.

El primer día de la segunda mitad del Mundial ha servido para que Álex Rins y su equipo completaran una completa jornada de pruebas de las piezas que Suzuki ha llevado a Brno. Eso ha hecho que el trabajo de hoy estuviese más centrado en el desarrollo de la Suzuki GSX-RR y no tanto en los tiempos por vuelta, en un día que Rins ha terminado en la posición 18.

La sesión de la mañana se ha visto afectada por la lluvia, lo que sólo ha permitido que los pilotos tuvieran un primer contacto con la pista checa. Álex Rins ha preferido no tomar riesgos en estas condiciones y ha finalizado 23º, con un tiempo de 2:07.801. Por la tarde, Rins ha podido salir a pista con neumáticos de seco, aprovechando ese tiempo para probar nuevas piezas en su Suzuki y terminando la sesión en 18º lugar, con un mejor crono de 1:58.042.

Álex Rins

“Brno es una pista complicada que requiere dar muchas vueltas y acumular experiencia para entenderla adecuadamente y dar el 100%. El proceso de trabajo está siendo fluido, hemos probado algunas cosas y confío en que mañana podremos mejorar de forma significativa y conseguir una buena preparación para la carrera del domingo.

Todo el mundo en el paddock está desconsolado y se percibe una gran tristeza. Ángel es una leyenda y esta ha sido una gran pérdida para su familia, el deporte, la familia del motociclismo y para todas las personas que lo conocían. Me gustaría enviar mis condolencias a su familia y sus amigos”.