Como sucediera ayer, la jornada de hoy se ha disputado tanto en condiciones de seco como de mojado, lo que no ha impedido que Rins evolucionara a lo largo del día en ambas situaciones, aunque con mejores sensaciones con el asfalto seco. Momento que ha aprovechado para probar nuevas configuraciones de la Suzuki GSX-RR, con resultados satisfactorios. Durante la Q1, disputada con lluvia, Rins no se ha sentido tan cómodo y ha terminado en la posición 22, en la octava fila de la parrilla de salida del GP de Alemania.

Álex Rins

“Está siendo un fin de semana complicado, parecido al de Assen por las condiciones mixtas. De todas maneras, está yendo bastante bien, especialmente con la pista seca. Hemos sido capaces de evolucionar mucho. Estoy disfrutando un poco más en condiciones de mojado de lo que lo hice en Holanda, pero todavía tengo dificultades bajo la lluvia y aún tenemos algo de trabajo por hacer. Si mañana el asfalto está seco, creo que podemos tener una buena carrera. Si llueve, lucharemos un poco más, pero tampoco será terrible”