El piloto más joven de la parrilla de MotoGP ha reaparecido este fin de semana en el mítico circuito de Assen tras superar su lesión en la muñeca izquierda. Su principal objetivo ha sido recuperar las buenas sensaciones sobre su GSX-RR, algo que ha conseguido, como confirman los datos telemétricos. Su actuación a lo largo de estos días ha sido sólida, con un buen ritmo, y lidiando con todo tipo de condiciones de la pista, lo que será beneficioso en su proceso de adaptación a MotoGP.

Álex Rins

“Estoy contento con esta carrera. Es positivo que al final del fin de semana haya podido experimentar todas estas condiciones: asfalto seco, también mojado, y además un ‘flag to flag’. El inicio de la carrera no ha sido de los mejores y he tenido dificultades para encontrar mi ritmo, pero entonces he logrado ganar más confianza y he podido recuperar posiciones. Cuando ha empezado a llover he arriesgado al cambiar de moto, porque ya me notaba menos cómodo, y pensaba que seguiría lloviendo más intensamente. Pero eso no ha ocurrido así que el resultado ha sido que he perdido tiempo, pero esto también significa que he sumado una nueva experiencia. Siento lo que ha pasado en la última vuelta. No he visto las banderas azules y he molestado a Petrucci, así que le pido perdón”.