El piloto del Suzuki Ecstar se ha mostrado muy sólido en un primer día de actividad en Motegi marcado por la lluvia incesante que ha acompañado a los pilotos.

Las previsiones meteorológicas auguraban lluvia, mucha lluvia para todo el fin de semana, y no han fallado. La primera jornada del Gran Premio de Japón se ha disputado bajo un intenso y constante aguacero, un buen escenario para que Álex Rins siguiera acumulando experiencia con la MotoGP en estas condiciones.

Durante la primera toma de contacto, el piloto más joven de la parrilla, que hoy ha estrenado un nuevo carenado en su GSX-RR, ha logrado la octava posición en un entrenamiento matinal, donde se ha mostrado sólido y situado constantemente entre los 10 primeros.

Por la tarde, también bajo la lluvia, Rins ha consolidado sus buenas sensaciones y las ha materializado con la décima posición, rebajando en siete décimas el tiempo marcado por la mañana. Con este resultado, el piloto del Suzuki Ecstar estaría en la Q2, a falta del tercer entrenamiento libre que se disputará mañana.

La lluvia, según las previsiones meteorológicas, seguirá siendo protagonista mañana en el trazado nipón en una jornada donde Álex Rins aspira a disputar su primera Q2 en MotoGP. El tercer entrenamiento libre se disputará a las 02:55 hora peninsular, mientras que la sesión oficial arrancará a las 07:10 horas.

Álex Rins

“El test que hicimos en MotorLand Aragón fue bastante bien. Fue muy positivo para nosotros y pudimos probar muchas cosas. En el primer día en Motegi, incluso con la pista mojada he tenido buenas sensaciones. El nuevo carenado nos permite mantener la rueda delantera en el suelo y no hacer tantos caballitos. Es fantástico que Suzuki esté trabajando bien. Para mañana espero dar otro paso adelante incluso si llueve”.